8 ene. 2010

Nokia, Sony Ericsson y Toshiba son los fabricantes más verdes


Las peores notas de la lista de Greenpaece son para Lenovo, Nintendo y Microsoft

La última actualización de la lista trimestral fue presentada en la feria CES de Las Vegas.

El líder, por un trimestre más, es Nokia con 7,3 de puntuación, seguida de Sony Ericsson, Toshiba (que se ha comprometido a enmendarse en abril), y Phillips cuarto, cuando hace dos años ocupaba el penúlimo puesto de la tabla (17).

Desde que la organización verde inició esta guía, hace cuatro años, Apple es quien más progresos ha realizado (de la novena posición a la quinta) y, junto a HP, Nokia y Sony Ericcson, se ha comprometido a que todos sus productos estén exentos de materiales y sustancias tóxicas, como PVC, BFR y CFR. “La mayoría de los fabricantes se han negado ha eliminar los materiales tóxicos como el PVC. Apple está a la cabeza y HP cerca, pero la falta de acción de la mayoría de las compañías hace presagiar que aún estamos muy lejos de los objetivos de una industria verde”, manifiesta Casey Harrell, reponsable de esa campaña en Greenpeace.

Sony Ericsson y Apple ya se han ofrecido a la Unión Europea para apoyar la prohibición del PVC y BFR en todos los productos electrónicos; HP y Dell guardan silencio, mientras que Acer esperará a que haya una resolución firme del parlamento europeo.

En tres meses la mayor caída es para Samsung, a quien Greenpeace penaliza por sus promesas incumplidas. Cae de la segunda posición a la séptima porque dijo que eliminaría los BFR en todos sus productos en enero de 2010. “Ya estamos aquí, pero sólo lo ha hecho en los nuevos modelos de móviles”. A quien no parece importarle ir siempre a la cola es Nintendo (1,4 puntos). No reacciona. También en la cola Microsoft (2,4) o Lenovo (3,5), aunque penalizó con 2,5 menos por promesas incumplidas.

Greenpeace radiografía 18 compañías líderes en móviles, PC’s y televisores. Las principales demandas de Greenpeace a la industria son tres: eliminación de elementos químicos preligrosos, responsabilización de todo el ciclo de vida de sus productos, desde la fabricación a la eliminación, y la reducción de la emisiones de gases o aumento del uso de energías renovables.

Fuente: El País

No hay comentarios: